Desbaratan una banda que se dedicaba a talar especies protegidas

Exportaban la madera a China. 15 wichís eran explotados por comida.Una exhaustiva investigación derivó en una operación única en el país: el Ministerio de Seguridad desbarató una organización criminal dedicada a la tala ilegal de especies protegidas.

La Dirección Nacional de Investigaciones de este Ministerio, en un trabajo conjunto con la Policía Federal Argentina, allanó 24 domicilios repartidos en la provincia de Chaco, la ciudad santafesina de Rosario, CABA y en Salta, más precisamente, Orán y Tartagal. Se incautaron US$ 6.000.000 en madera listas para ser exportadas a China.

Bajo las órdenes del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 12, se inició una importante pesquisa, que incluyó entrecruzamiento de datos, registros fotográficos y seguimientos sigilosos. Con lo recolectado durante la misma, los funcionarios Dirección Nacional de Investigaciones y los oficiales de la Policía Federal Argentina, comprobaron la existencia de una importante organización criminal.

Además, las intensas tareas de inteligencia criminal permitieron descifrar su modus operandi: plantaban especies protegidas y en peligro de extinción, las talaban y las exportaban a China.

El magistrado actuante dispuso el allanamiento inmediato y en simultáneo de 24 domicilios vinculados con la organización: estudios jurídicos y contables, escribanías, campos, aserraderos y viviendas particulares.

EL RESULTADO

Se secuestraron 125 toneladas de palo santo, 28 toneladas de palo santo en formato de madera para piso embaladas y listas para ser exportadas, ocho toneladas de pino del cerro (especie en peligro de extinción y está prohibida su explotación), más de 3.000 toneladas de palo santo talado (se sigue trabajando en el lugar), 45.000 hectáreas de palo santo plantado en el lugar, cinco armas de fuego, munición, una granada de gas, cuatro computadoras, 14 cuños para marcar la madera, una piel de yaguareté, 52 planchetas de cerámica que los canes antidrogas que asistieron en el lugar señalaron como sospechosas y documentación de todo tipo que prueba, al menos, 430 operaciones ilegales de exportaciones a China.

Además, en las requisas se lograron detectar que 15 lugareños de pueblos originarios Wichis eran explotados laboralmente talando árboles, a cambio de comida.

Fuente:http://datachaco.com/

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *